Visión De Las Personas Mayores

La sociedad actual ensalza la juventud por su relación con la belleza y la salud, y ve como negativo el envejecimiento ya que con él se van perdiendo algunos de estos atractivos. La sociedad crea sus propios estereotipos y son muchos los que hacen referencia a los mayores: son todos muy parecidos, son dependientes, están deprimidos, aislados socialmente, son de difícil trato, no son productivos y no tienen interés por aprender nuevas habilidades. Estas creencias se encuentran arraigadas tanto en la población joven como en la población mayor; si bien la literatura especializada señala que en la mayoría de los casos el estado de salud no se deteriora brusca y dramáticamente en ningún punto del ciclo vital, aproximadamente las tres cuartas partes de la población considera que “ la mayor parte de los adultos mantiene un estado de salud aceptable hasta los 65 años, momento en que se produce un fuerte deterioro de la misma”. Pero la realidad es bien distinta. Son un colectivo muy diverso y la mayoría envejece de forma satisfactoria. Son muchos los que viven con su familia, mantienen contacto cercano con otros miembros de la misma; o viven de forma independiente no necesitando ayuda para realizar las actividades de la vida diaria. Se relacionan con amigos, vecinos y saben adaptarse a los desafíos de la vida con éxito.

Cuando se habla de la relación entre ser mayor y vida laboral, hay opiniones contradictorias en este aspecto. Gran parte de la población piensa que las personas mayores no están en una disposición adecuada para trabajar y que aquellos que lo hacen, lo hacen de forma poco productiva; sin embargo otros estudios con personas mayores trabajadoras han demostrado que realizan su labor tan bien o mejor que otros grupos de edad.

En cuanto a otro mito común sobre las personas mayores que hace referencia a que tienen costumbres fuertemente arraigadas y no pueden aprender nuevas habilidades o estrategias de afrontamiento, los psicólogos Smith y Wagner han comprobado que esto no es cierto al estudiar el grado en que las personas mayores utilizan las nuevas tecnologías para obtener información sobre la salud.

En referencia a la visión que tienen los mayores de sí mismos, son pocos los mayores que tienden a adoptar la imagen negativa que tiene la sociedad sobre la vejez y a comportarse de acuerdo a ella y son muchos los que nos transmiten elementos positivos respecto de ellos mismos. Muchos mayores ven la vejez como una nueva “oportunidad” de vivir. Muchas trayectorias de vida han transcurrido en situaciones muy duras. Vivir resultaba tarea difícil en una España de larga posguerra con condiciones cotidianas para muchos muy vulnerables (falta de atención sanitaria, desempleo, subconsumo cultural e incluso alimentario...); la superación de esas condiciones supone en sí misma un logro y hay quien reconoce que “empieza a vivir” precisamente a una edad relativamente avanzada.

Los mayores se ven con buena salud; con fortaleza para seguir asumiendo no sólo actividades de su vida cotidiana, sino también algunas extraordinarias, tales como recibir en su casa a la familia (comidas de fin de semana); independientes para seguir viviendo en sus casas con sus maridos o mujeres, o en soledad, pero manteniendo su propia vida; útiles para cumplir una función social como la de apoyo a los hijos, (compartiendo el cuidado y educación de los nietos, en ocasiones cubriendo carencias como son falta de guarderías y servicios de atención pública...); también se ven con capacidad para seguir aprendiendo nuevas habilidades, y con experiencias y conocimientos que pueden compartir y son un privilegio para el resto de la sociedad. Pero hay dos temas que les preocupan especialmente pues son los soportes o “patas” que pueden garantizar la independencia: son la salud y la economía, ya que van a condicionar sus voluntades.

Es necesario esta visión positiva de los mayores ya que una visión negativa puede llevar a fomentar la dependencia al impedir que éstos actúen como seres autónomos y a su vez propiciar formas de trato inadecuado hacia ellos.